Saltar al contenido

Catedral del Sagrado Corazón de Jesús / Celaya, Guanajuato

1 junio, 2016

04

01

Memoria Descriptiva del Concurso

A partir de la creencia de que cualquier forma acompañada de una cruz se convierte en una iglesia, exploramos la catedral en tanto edificio (sagrado) como un objeto arquitectónico que pudiera prescindir de sus símbolos religiosos para identificarse con su función. La cruz atrial, el campanario o toda la iconografía evangelizadora propia de un templo, se decidirán al final del proceso creativo.

El secreto está en que mil personas, o solo una, sientan devoción y recogimiento en el mismo espacio”.

La planta de proporción perfectamente cuadrada, organiza a la Asamblea de forma radial, reforzando la convicción de que la Iglesia es para todos desde el momento que rodea al concelebrarte –quien preside con los fieles-. La Asamblea es comunión.

En ese sentido la morfología de este lugar propone dos escalas claramente diferenciadas: la humana y la divina.

El contendedor como objeto arquitectónico, en planta, se integra a partir de un cuadrado que se forma de otros cuadrados, soportados por una cruz portante en tanto estructura, y representación simbólica de “la flor de los cuatro pétalos” que significa la concepción del universo prehispánico. Hemos considerado particularmente nuestra historia durante todo el proceso de diseño. Nuestra propuesta busca transmitir con sutileza la enorme herencia de la primera evangelización en México.

De igual manera, la advocación de la nueva catedral al Sagrado Corazón de Jesús está presente en la totalidad de los elementos que integran al conjunto: la paleta de color predominantemente roja y blanca, la composición radial de la Asamblea y el pavimento a partir del altar que representa la irradiación de la luz del Sagrado Corazón, o la presencia de un baldaquino que prefigura la corona ardiente de espinas que lo caracteriza, son algunas referencias que identifican la citada advocación.

Las disposiciones de los elementos del Programa complementario del conjunto catedralicio integran dos espacios abiertos de gran protagonismo: Atrio y Memorial que se articulan por medio de corredores pergolados que promueven la actividad procesional de los diversos oficios que se llevarán a cabo allí.

Nuestra solución al programa de criptas generales que solicita el concurso (diez mil nichos funerarios), constituye una respuesta de la mayor relevancia de nuestro proyecto. Se trata de un Memorial que no necesariamente custodia las cenizas de los fieles difuntos, sino que exalta la sentencia de la vida cristiana: “polvo eres y en polvo te convertirás”. Por lo menos cuarenta mil urnas bio-degradables se depositarán en dicho espacio abierto, integrado por muros que recibirán la memoria de los difuntos con sus nombres, y abonarán al crecimiento de un bosque de olivos que representa el testigo de la vida.

JVdM

050607

0203

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: